Como bien sabemos, los pies son una parte importante de nosotros, pues son los que soportan todo nuestro peso y nos llevan a todos los lugares a los que queremos ir, es por eso por lo que debemos cuidarlos y protegerlos con el calzado que utilizamos.

El calzado ortopédico infantil es uno de los más solicitados y existen diferentes tipos, los cuales se clasifican en:

Horma recta: es un calzado ortopédico que carece de curvas y se diferencian porque el zapato derecho y el izquierdo son iguales.

Horma separadora: este zapato tiene una horma separadora y consigue un mayor ajuste en el medio y el retropié.

Horma especial DAFO: normalmente están diseñados con una apertura en el talón.

Horma orto: también es conocida como la horma convencional y son unos zapatos ortopédicos que cuentan con plantillas extraíbles.

También existen zapatos ortopédicos para mujer que ayudarán a cuidar los pies de las mujeres incluso dando paseos. Existen zapatos ortopédicos deportivos, cerrados e incluso sandalias ortopédicas.

Dentro de la gama de zapatos ortopédicos también podemos encontrar zapatos para la gente que trabaja de pie mucho tiempo, zapatos para personas diabéticas e incluso zapatos para el personal de salud.

Es muy importante que, si sufres de alguna enfermedad o padecimiento en los pies, acudas con un profesional y comiences a utilizar zapatos adecuado para ti.