El pie plano es conocido como la disminución en la altura del arco del pie, sin embargo, el pie plano es un conjunto de trastornos que se presentan en la alineación cuando el niño esta de pie y apoya todo su peso en el arco.

Existen dos tipos de pie plano:

Pie plano flexible: el pie tiene una estructura normal, pero con mucha flexibilidad en sus articulaciones. Lo podemos observar cuando el niño esta de pie y el puente se hunde y el talón se desvía hacia afuera.

Pie plano rígido: el pie tiene uniones anormales entre los huesos del pie, provocando una deformidad con menos altura en el arco.

Algunos de los síntomas del pie plano son:

Dolor en la musculatura del pie

Tendinitis

Dolor en el dorso al hundirse el pie

Es importante saber desde el nacimiento que el niño tiene pie plano, para que pueda ser corregido con el paso del tiempo y el problema no crezca o se haga más grave.

Lo principal que se tiene que hacer es comprobar que se trate de un pie plano flexible y no rígido.

El médico debe realizar una exploración musculoesquelética del pie del niño.

Debe revisarse que el niño no presente hiperlaxitud ligamentosa.

También se debe tomar en cuenta el patrón angular y rotacional para descartar algunos otros problemas.

Es importante que se acuda con un médico ortopedista para que pueda valorar los padecimientos que puedan llegar a presentarse en los niños.

Si necesitas saber más o incluso agendar una cita, no dudes en ponerte en contacto con el Dr. Samuel Vicente Jug Rosas.